Cumplir con la directiva RoHS al importar electrónicos desde China

Directiva RoHS

RoHS es una norma de certificación de productos que aplica para la mayoría de los electrónicos fabricados en la Unión Europea, o son importados. Cumplir con RoHS nunca debe darse por sentado al importar desde China. Verificar que el proveedor cumpla con este es crítico antes de hacer un pedido. En este artículo explicamos lo que realmente significa cumplir con RoHS – y cómo puede asegurarse que sus solicitudes se cumplan.

RoHS y RoHS 2

RoHS (Restricción de Sustancias Peligrosas) en una norma de certificación de productos de la Unión Europea que limita el uso de ciertas sustancias (principalmente metales pesados) en electrónicos. Las sustancias prohibidas son:

  • Plomo (Pb)
  • Mercurio (Hg)
  • Cadmio (Cd)
  • Cromo Hexavalente (Cr6+)
  • Polibromobifenilos (PBB)
  • Éteres difenílicos polibromados (PBDE)

Estas sustancias prohibidas se encuentran en una variedad de materiales y productos como soldaduras, PVC, pintura, baterías y partes metálicas. Bruselas tiene buenas razones para hacerlo. Los metales pesados como el plomo y el mercurio son tóxicos y tienen impactos negativos tanto en humanos como en el medio ambiente.

Por primera vez la UE ha hecho las cosas más sencillas para nosotros. Comenzando en 2013, RoHS (ahora llamado RoHS 2) es parte ahora de la directiva CE. Esto significa que cumplir con CE equivale a cumplir con RoHS 2. No se olvide de verificar la fecha de emisión cuando su proveedor le haga llegar un reporte de pruebas.

Productos que requieren cumplir con RoHS

Muchos productos electrónicos están obligados a cumplir con la directiva RoHS. Esto incluye, pero no se limita, a los siguientes productos:

  • Grandes electrodomésticos (por ejemplo refrigeradores y aires acondicionados)
  • Pequeños electrodomésticos (por ejemplo microondas y cafeteras)
  • Equipo de cómputo y comunicación (por ejemplo ordenadores y tabletas electrónicas)
  • Electrónicos de consumo (por ejemplo pantallas LED y Blu ray players)
  • Iluminación (por ejemplo lámparas y bombillas LED)
  • Herramientas (por ejemplo taladros y sopladores)
  • Juguetes eléctricos y equipo de ejercicio (por ejemplo bicicletas de ejercicio)
  • Dispensadores automáticos (por ejemplo máquinas expendedoras)
  • Aparatos médicos (por ejemplo pulsómetros)
  • Aparatos semiconductores (por ejemplo alcoholímetros)

Esto es casi cualquier cosa que pueda ser conectada a un contacto eléctrico. Siempre asuma que un producto eléctrico requiere cumplir con RoHS al importarlo a la Unión Europea. Como un hecho, la UE pretende introducir la norma RoHS como requisito a cumplir para todos los electrónicos para el 2019.

Muchos proveedores chinos no cumplen con RoHS

Un producto no cumple con RoHS por default. Asegurar el cumplimiento de la norma RoHS requiere que el proveedor use soldadura libre de plomo, entre otras cosas. Debido a que no es un requisito para productos fabricados para otros mercados, incluido el chino, muchos proveedores chinos no cumple con RoHS. Tampoco es un requisito de ley que los proveedores chinos que envían electrónicos cumplan con RoHS.

No es tan extraño como parece. Los proveedores chinos simplemente no están regidos por las leyes de la Unión Europea y sus regulaciones. China es una nación soberana con sus propias regulaciones de productos. Por ello siempre es responsabilidad del importador asegurar que todos los productos importados cumplan con las normas de certificación requeridas. Y la norma RoHS no es la excepción.

Mientras muchos fabricantes electrónicos chinos están conscientes de la norma RoHS, su cumplimiento no debe darse por sentado. Lo que hace que las cosas vayan mal es el hecho de que una compañía no pueda ser certificada con RoHS – solo sus productos. Esto significa que usted tiene dos opciones:

Opción #1: Seleccione productos probados con RoHS

Un producto comprobado por RoHS es uno que ya ha sido probado por una compañía evaluadora como SGS o el Bureau Veritas. Muchos proveedores chinos no poseen con una selección de productos que cumplan con RoHS. En lugar de eso, lo que pueden ofrecer para probar su cumplimiento es un reporte de una prueba ocasional. Esto resulta en una selección muy limitada de productos. Además, confiar en reportes de prueba previos podría ser riesgoso. Para comenzar, usted nunca podrá estar seguro que el proveedor entregará un producto hecho con los mismos materiales y componentes que las muestras de producto probadas anteriormente (y que cumplen con RoHS). Además, incluso los mejores fabricantes están propensos a fallar. Incluso con las mejores intenciones del proveedor no puede garantizar cumplir con RoHS.

Opción #2: Enviar una lote de muestra para pruebas de laboratorio

Enviar una muestra para prueba garantiza que el lote fabricado cumple con la norma RoHS. Sin embargo, es un problema por sí solo. Ya que un lote de muestra no está disponible hasta que la producción se complete, lo que significa que el depósito (usualmente del 30%) ya ha sido pagado para cuando la prueba se lleva a cabo y se confirme el cumplimiento con RoHS. Una prueba de laboratorio fallida puede ser desastrosa. Sin embargo, si se hace antes de que se realice el pago del saldo restante, el proveedor estará dispuesto a reparar o rehacer el lote con el fin de asegurar su cumplimiento.

Es importante que un producto completamente ensamblado sea enviado para prueba. Tome una tableta electrónica, por ejemplo. Todos los componentes, tales como la PCB (placa de circuitos impresos), pantallas y sensores, deben cumplir con RoHS. Probar componentes de forma individual entonces no es una opción dado que eso no garantiza que el producto como tal los cumpla.

Starting Package

Starter Package

Our Starter Package includes everything your small business needs to started out right when importing from China:
  • Import Manual
  • Supplier List (PDF)
  • Online Consulting
  • Partner Network